climatizar-piscina

Climatizar la piscina para alargar su uso

Con la llegada del otoño y el invierno parece que el uso de las piscinas se dé por terminado.

Quizá hace algunos años fuese así, pero hoy en día existen múltiples opciones que permiten disfrutar de las piscinas todo el año. Nos referimos a la climatización de las piscinas, que aumentan la temperatura del agua y nos dan la oportunidad de bañarnos en cualquier época del año.

Una piscina se considera climatizada cuando la temperatura del agua se sitúa en torno a los 27- 28ºC. Para ello debemos contar con la infraestructura necesaria que garantice conseguir llegar a esta temperatura.

Existen diferentes métodos para climatizar una piscina. El primer elemento que debemos tener en cuenta es si se trata de una piscina cubierta o una piscina descubierta.

Piscina-construccion-hormigon-proyectado

Una piscina descubierta se puede climatizar utilizando bombas de calor, paneles solares, intercambiadores de calor o calentadores eléctricos e incluso calderas de biomasa.

Las Bombas de calor es un sistema de climatización de piscinas eficaz, económica y respetuosa con el medio ambiente. Es un sistema termodinámico que aprovecha la energía del aire para calentar el agua y repartir este calor por toda la piscina. Las bombas de calor son de fácil instalación en piscinas de nueva construcción y también en piscinas ya existentes, con una simple conexión eléctrica e hidráulica.

Los paneles solares captando la energía solar también pueden calentar el agua. Para la climatización de piscinas se utiliza la energía solar térmica, que además se trata de una energía renovable y que una vez instalada no produce consumo. No obstante, al estar expuesta y supeditada a las condiciones climatológicas se recomienda el uso de una manta térmica cubriendo la superficie del agua con el fin de evitar garantizar una temperatura más elevada y que, durante la noche, se disipe el calor.

Los calentadores eléctricos o intercambiadores de calor también son útiles para climatizar el agua de las piscinas descubiertas. Son más económicos que las bombas de calor, aunque para calentar el agua dependen totalmente del consumo eléctrico. Los calentadores eléctricos están mayormente indicados para la climatización de piscinas pequeñas.

Las calderas de biomasa, que utilizan combustibles naturales provenientes de fuentes renovables para su funcionamiento. Su uso para está indicado sobre todo por el ahorro económico que supone .

climatizar piscina cubierta

La climatización de piscinas cubiertas es algo más compleja ya que ésta se encuentra en un espacio cerrado. La climatización de piscinas cubiertas requieren de un sistema para calentar el agua. Este puede ser el mismo que se utilice para piscinas descubiertas, es decir: bombas de calor, paneles solares, intercambiadores de calor/calentadores eléctricos o calderas de biomasa. Su elección dependerá del tamaño de la piscina y el uso que se le quiera dar a la misma.

No obstante, las piscinas cubiertas climatizadas, a diferencia de las piscinas descubiertas, requieren también de un sistema de deshumidificación que garantice su confortabilidad, y que favorezca la preservación del espacio dónde hay la piscina, jacuzzi o spa para evitar condensación en paredes, cristales y muebles. La elección de un tipo u otro de deshumidificador dependerá también del tamaño de la piscina, del espacio a deshumidificar, el estado del equipo de filtración, o de los muebles y superficies acristaladas que haya en la zona de agua.