Sistemas de iluminación para piscinas

Crea un espacio único y acogedor con una piscina iluminada

Cuando el sol se va y el calor se hace menos pesada es seguramente uno de los mejores momentos en que podemos disfrutar de la fresca en el jardín de nuestra casa. Es también el instante idóneo para tomar un baño en la piscina: después de haber recibido el calor solar durante el día, el agua se encuentra en el punto térmico más satisfactorio. Pero de poco nos servirá tener una piscina que nos refresque las noches de verano si se encuentra inmersa en la oscuridad y pasa desapercibida, como si fuera un elemento más de nuestro hogar. Es indiscutible que, si la tenemos, la piscina tiene que ser el centro de interés del jardín y debe invitar, no sólo con la temperatura del agua sino también con su aspecto, a prolongar su utilidad. Podríamos decir que, sin una correcta iluminación, la piscina pierde rápidamente el potencial, las horas de vida y la atracción que genera cuando se encuentra acompañada de una buena luz.

Lámparas incandescentes y halógenos

Los sistemas de iluminación para las piscinas nos pueden ayudar a diseñar ambientes muy diferentes según nuestras preferencias y necesidades. Tradicionalmente se han utilizado lámparas incandescentes y halógenos para dar vitalidad a la piscina y resaltar sus formas. Estos dos son los sistemas más antiguos de iluminación, pero no por ello no nos ofrecen ventajas a considerar. Por ejemplo, con las luces incandescentes ganamos mucho en el gasto inicial, ya que son económicos de instalar. Ahora bien, se deben cambiar a menudo, ya que no duran tanto como otros aparatos lumínicos. Los halógenos tienen una gran impermeabilidad y señalan de forma nítida el fondo y las paredes, por lo que son indicados para aquellos que quieran entrenar nadando o si lo que queremos es que la piscina tenga una visibilidad muy alta y precisa.

Iluminación con LEDs

Los avances tecnológicos en el campo de la iluminación, por ello, han puesto a nuestro alcance sistemas innovadores que proporcionan rendimientos más altos y dan a las piscinas aires nuevos que acentúan su presencia de manera sutil y crean atmósferas que adornan nuestro jardín y lo hacen único. En las luces LED sólo encontramos ventajas: tienen un gasto ínfima -hasta un 75% menos que las bombillas incandescents-, una vida útil que multiplica por diez la de la mayoría de luces y el rayo lumínico que generan puede ser tanto o más potente que el de los demás. Además, permiten irradiar una multiplicidad de colores, son muy fáciles de colocar y la luz que emiten es fría, por lo que no calientan los objetos o espacios sobre los que se proyecta. Lo más habitual es colocar tiras LED, que pueden ser de luz blanca, de un solo color o multicolor.

Luces flotantes

Aprovechando los beneficios de los LED, podemos iluminar nuestra piscina con luces flotantes. Hay una gran variedad de colores, formas y tamaños de luces que hacen visible el agua de la piscina desde la superficie decorando el entorno y haciéndolo acogedor. Tanto si los colocamos encima de la piscina, al borde o cerca de él, las luces flotantes aportan dinamismo y personalidad con una emisión lumínica que podemos hacer oscilar entre brillante o suave. Además, no hay que preocuparse por su duración, ya que disponen de una batería con una autonomía de hasta 20 horas. También las balizas inoxidables, dispuestas a lo largo del perímetro de la piscina para indicar los límites o situadas en el mismo jardín para marcar un pasillo hacia la del agua, se valen del brillo y del ahorro propiciado por los LED. Aportan elegancia y seguridad y la calidez de su luz armoniza a la perfección con la oscuridad de la noche.

Luces solares

Por último, uno de los sistemas de iluminación para piscinas con más eficiencia energética y más cómodos de utilizar son las lámparas solares. Se encienden sólo al atardecer, son muy económicos y reflejan una gran variedad de colores.

Una vez elegido cuál es el sistema de iluminación que más le convence, lo más adecuado es contar con el asesoramiento que pueden dar nuestros profesionales de Piscinas Sant Cugat. No dude en pedir que te aconsejen personalmente para ofrecerle la mejor solución y aclarar cualquier duda que quede.